5 trucos para quitar manchas de maquillaje

Pasan las fiestas y ¡oh sorpresa! Hay una mancha de máscara de pestaña en tus sábanas o una blusa con restos de labial. Si bien es cierto que hay nuevos productos que parecen mágicos, a veces no los conseguimos o cuestan demasiado dinero, así que ¿por qué no hacerlo con algo que seguramente ya tenemos y es igual o hasta más efectivo?

Este producto es especialmente útil con productos de maquillaje que tengan una base aceitosa, como es el caso de labiales, muchos delineadores y máscaras de pestaña. Si la mancha todavía no está seca, primero remueve cualquier exceso con una toalla de papel (sin frotar). Luego aplica un poco de agua fría con la ayuda de una pequeña cucharilla.

A continuación, aplica un poco de jabón líquido (mientras más diga corta-grasa en el empaque, mejor) y, con la ayuda de tu dedo índice, distribuye el producto por toda la mancha. Frota con un viejo cepillo de dientes o una pequeña toalla de papel (dependiendo del tipo de tela de tu pieza o qué tan fuerte sea la mancha) y deja actuar por varios minutos hasta que se seque. Luego puedes meterla en la lavadora y ¡listo! (a veces tendrás que repetir el proceso dos o tres veces).

Este truco se hizo viral hace dos años gracias a la Youtuber Kalei Lagunero y es una fácil y excelente manera de remover las manchas de base. Sólo debes aplicar un poco de gel de afeitar directamente sobre la mancha, esperar un poco y frotarla por varios minutos (ten paciencia) ejerciendo un poco de presión (incluso te puedes ayudar con un viejo cepillo de dientes).

Lava con agua fría (sólo poniendo agua sobre la mancha, sin sumergir toda la prenda) y vuelve a repetir el mismo proceso, sólo que esta vez quita la crema de afeitar con agua caliente. Algunas personas deben repetir el proceso otras dos veces pero, por lo general, funciona (incluso cuando la mancha ya tiene un par de días).

Ésta es otra alternativa para remover el maquillaje aceitoso (labiales, bases cremosas, etc). Coloca un poco de bicarbonato sobre la mancha y restriégala con un cepillo. Repite esto unas dos o tres veces hasta que veas que la mancha se “seca”.

Posteriormente, aplica un poco de laca directamente sobre la mancha y restriega con una esponja de lavar platos (la laca hará que mucho del maquillaje que se adhirió a la tela salga a la superficie). No verás la mancha desaparecer, pero si desvanecerse ligeramente. Finalmente, aplica un poco de quita manchas de ropa regular en spray, déjalo reposar un par de horas y métela en la lavadora como lo harías normalmente.

Para las manchas de polvos y rubores, aplica un poco de agua con vinagre con la ayuda de un paño de tela sobre la mancha pero sin frotar. Deja actuar por varios minutos y procede a lavarla como lo harías regularmente.

Es mi menos favorito porque puede hacerle daño a ciertos tipos de tela, pero suele ser muy útil sobre todo con los productos de labio y esmaltes de uñas en franelas de algodón. Primero voltea la pieza (del lado contrario a la mancha) y coloca un poco de alcohol con un pequeño trapo de tela (no lo frotes, hazlo con pequeñas palmadas). Haz lo mismo con la acetona y, posteriormente, vuelve a voltear la pieza y repite el procedimiento. Arroja la prenda a la lavadora y voilà!

Y lo mejor de todo es que estos trucos no son sólo útiles para después de las fiestas, sino también cuando nos probamos ropa y, seamos honestas, cada cierto tiempo cuando se nos cae un producto encima por descuido, típica torpeza o por andar apuradas.









No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.