Los consejos de Fulton Sheen para curar la ansiedad de la vida

¿Alguna vez te has quedado en la cama sin poder conciliar el sueño de noche por pesadumbre ante los muchos dilemas de la vida? En momentos así, ¿recurres a la oración pero te resulta difícil concentrarte en el rezo?

A mí también me pasa. Con demasiada frecuencia.

Por eso, hace poco buscaba en Google palabras del sacerdote estadounidense Fulton Sheen en relación a la ansiedad, porque sabía que uno de mis mentores espirituales podría ayudarme a lidiar con el estrés.

Me sorprendió gratamente encontrar el siguiente vídeo, cuyo contenido me maravilló e inspiró aún más.

El audio está extraído del programa de televisión de la década de 1950 que presentaba en EE.UU. el arzobispo Sheen: Life is Worth Living (Vivir vale la pena), y la película está producida por la productora Thing in a Pot.

El vídeo es un montaje de momentos que muestran el ajetreo y bullicio de la vida moderna. La voz de Sheen suena por encima de las escenas: “Hoy en día, las personas sufren de una neurosis existencial; un dilema sobre el sentido [de la vida]”.

Aunque muchos de mis estreses surgen por lo general de cuestiones pequeñas y cotidianas relacionadas con mantener una familia, los consejos del padre Sheen han demostrado ser efectivos.

En vez de aconsejarme que vaya a misa o me arrodille para rezar, el difunto arzobispo Sheen propone realizar actos de misericordia, tres actos de amor:

“Si no puedes entrar razonando en el significado y el propósito de la vida”, afirma, “entrarás actuando en el significado y el propósito de la vida”.

En una casa animada con siete niños pequeños, es fácil encontrar obras de misericordia necesarias… —un momento, acaba de cruzar corriendo mi salón un bebé en cueros—.

Bueno, vestir al desnudo y alimentar al hambriento… eso lo hago todos los días, pero este vídeo me recordó que puedo ver el rostro de Dios en el inquieto bebé que estoy a punto de enfundar en su pijama.

Y con esta nueva luz, veo una perspectiva diferente en las batallas de la hora de acostarse que me ayuda a dormir un poco mejor.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.