“Kevin de la selva”: Mira lo que ha hecho su amor por los animales

Vivían como mascotas. Otros fueron salvados del cautiverio. La tortuga mata mata, especie en extinción encontró un refugio. Se trata del nuevo hogar que Kevin Huaymana, un adolescente rescatista, conserva en la selva peruana, desde los quince años de edad.

El albergue para animales en extinción de Kevin está ubicado a una hora de la ciudad de Iquitos en lancha, en un área de 10 hectáreas. Así entre caimanes, tortugas prehistóricas y plantas medicinales el joven adolescente pasa los días.

Desde la cima del pequeño mirador, donde duerme con su hermano todas las noches, como medida de precaución, porque en reiteradas ocasiones le han robado sus más preciados tesoros, Kevin recuerda, cómo con tan sólo unos guantes quirúrgicos rescataba, algunas especies, incluso en peligro de extinción, cuando con apenas catorce años, no tenía conciencia de lo que hacía.

Mateo, el oso perezoso, llegó al borde de la muerte por la desnutrición, mientras que los bebes crecen hasta alcanzar un metro de largo, en este su nuevo hogar. Esta habilidad para atender a los animales y hacerlos sentir como en casa, la desarrolló desde muy niño.

Tienes que saber tomarlos, cuenta “Kevin de la selva”, como prefiere que lo llamen, a la prensa peruana. “A los caimanes que son rápidos, tienes que tomarlos por la cabeza, mientras sostiene a uno de los bebes en la palma de una mano, inmovilizándolo con el índice y el dedo medio.

Ahora a sus 18 años no solo rescata animales, sino también plantas medicinales, él prefiere las orquídeas de diferentes especies, además de las bromelias (plantas carnívoras). “Esta planta es antipirética, y es que una vez que tuve mucha fiebre, lo comprobé. Esta otra – desprende una flor menuda y amarilla- es anestésica, puntualiza orgulloso de su sapiencia médica.

Las especies que custodia no pueden recibir visitas, es lo que hasta ahora no le permite llamar al centro de rescate, de esta forma.  Sin embargo, son esas visitas las espontáneas las que permiten la venta de artesanías, sustenta la alimentación y el cuidado de estas especies.

El centro de rescate amazónico que funciona por la fusión de un esfuerzo mancomunado entre el Dallas Word Aquarium Zoo y el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana y Acobia brinda asesoría a este joven peruano sobre cómo tratar y alimentar adecuadamente a los animales que cuida.

Los visitantes sorprendidos de las atenciones y el amor solidario de Kevin por la naturaleza, le sugieren estudiar biología, botánica o química, pero el joven peruano insiste con elevar su nivel de inglés, para absolver todas las dudas de los turistas, que alguna vez, podrían visitar el albergue. Mientras tanto Kevin, sueña con seguir asistiendo a estas especies.









No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.