Cómo hace Jane Fonda para mantenerse así a los 80 años

Este 21 de diciembre la actriz llegó a su octava década de vida y, para celebrarlo, hizo lo que siempre suele hacer en sus cumpleaños: una fiesta para recaudar fondos para su organización Georgia Campaign for Adolescent Power & Potential (G.C.A.P.P.), enfocada en la educación sexual y la prevención de los embarazos adolescentes.

Sin embargo, la pregunta recurrente que le hacen es: ¿Qué haces para mantenerte así? ¿Qué dieta, qué ejercicios, qué tratamientos cosméticos? Pero Fonda ha sido siempre muy enfática en decir que si algo ha descubierto con el paso de los años es que el trabajo se hace de adentro hacia fuera, y esto es lo que ha respondido en los últimos años sobre sus “secretos”, particularmente en una entrevista especial que le hizo la revista Vanity Fair al respecto.

Que lo diga una mujer que se hizo famosa por hacer videos de ejercicios, podría parecer irónico; pero al contrario, Fonda confesó que su padre era su primer crítico destructivo y la hacía sentir físicamente imperfecta e insegura, por lo que cayó en la bulimia siendo una adolescente. “Se supone que los seres humanos seamos un todo y eso no lo puedes lograr si siempre estás buscando ser perfecta. Me tomó mucho tiempo aprender eso”.

Tres divorcios después, la actriz se dio cuenta que quizá su problema era que creía que si no tenía un hombre a su lado no era nadie. Por eso le advierte a las chicas en sus 20s y 30s que no se entreguen a cualquiera, que reconozcan su valor y esperen por el indicado.

De hecho, asegura que el amor en la tercera etapa de su vida ha sido el mejor: “Cuando me enamoré de nuevo, no necesitaba a un hombre. Cuando entramos a una relación como un todo y no como una mitad (o menos), es cuando la verdadera intimidad surge”.

Asimismo, asegura que esta conexión -que puede ser a nivel de pareja, amigos o familia- es la que hace que uno se sienta más feliz y saludable, que inmediatamente se refleja en el aspecto físico…. es ése: “te ves radiante”.

“Es difícil seguir adelante si no sabes donde has estado”, dice la protagonista de Grace and Frankie, sugiriendo que repases tu vida, las relaciones que has tenido y tu infancia para que entiendas mejor quién eres hoy en día (y por qué), de manera que puedas enfrentar viejos demonios y continuar con tus planes futuros sin ningún tipo de cadena.

Según Fonda, se debe revisar el concepto de “envejecimiento”, porque el antiguo paradigma es ver la vida como: naces, alcanzas la edad media y luego envejeces hasta estar decrépito.

La actriz prefiere tener un enfoque más positivo y ver el envejecimiento como una subida de escaleras donde a medida que vas escalando vas adquiriendo conocimientos, bienestar emocional y experiencias. Ella asegura que honrando la vejez te vuelves más longevo porque, de lo contrario, caes en una profunda tristeza que hasta complicaciones de salud te puede traer.

Jane Fonda no teme decir que ella invierte en su apariencia porque la ayuda a verse y sentirse mejor. Ha operado su mandíbula, se ha hecho estiramientos y retocado el área debajo de sus ojos para no lucir cansada. “Me sentía genial pero mi aspecto no lo demostraba… me cansé de no lucir como me sentía”.

Sin embargo, advierte que no es una obligación para la mujer y que entiende que es algo “extremo” a lo que quizás no todas se quieran someter, pero que también hay cremas y tratamientos no invasivos que te pueden ayudar con tu aspecto, sobre todo si es algo que “te molesta”.

La experta en ejercicios dice que aunque sea una caminata diaria es necesaria para mantenerte fuerte, mejorar tu calidad de sueño y disminuir los riesgos de daño cerebral. Si puedes añadir algún ejercicio de levantamiento de peso liviano, mucho mejor. Todo según tus capacidades.

Asimismo, asegura que hay que cortar los malos hábitos alimenticios desde temprana edad, buscando siempre los nutrientes en las frutas, vegetales y carbohidratos complejos. Una copita de vino de vez en cuando no está mal, pero dice que el alcohol es uno de los principales contribuyentes al envejecimiento prematuro, así como las frituras, el azúcar y las comidas procesadas. Dormir entre ocho y nueve horas diarias también, asegura, es vital para la restauración de tejidos y el correcto funcionamiento hormonal.

Por último, Jane Fonda le advierte a las generaciones más jóvenes que, aunque a veces es difícil descubrir quién eres realmente en una sociedad que se empeña en decirte como debes ser, tengan el coraje de ser auténticos y traten de descubrirlo. “Es mucho más importante que te mantengas interesado porque estás haciendo lo que te gusta que dártelas de interesante”.









No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.