5 lecciones que aprender de la princesa Leia

Si hay algo que me encanta de Star Wars (además de la historia, los efectos especiales y ese largo etcétera que ha convertido esta serie de películas en una de las más importantes de la industria del cine) es el rol que le dan a la mujer.

En un principio, podría parecer que el universo galáctico gira alrededor del patriarcado, pero agarrando el telescopio, los personajes femeninos tienen su propio estrellato, siendo la princesa Leia, por supuesto, la gran estrella guerrera capaz de dar luz en los momentos de mayor oscuridad.

1. La fuerza está en ti

No tengo nada en contra de Disney, pero digamos que esa idea de esperar a que un príncipe azul venga a rescatarnos de nuestros males parece de una galaxia muy, muy lejana.

Cuando la primera película de Star Wars debutó en 1977, la princesa Leia rompió todos esos estereotipos de que una chica de su status social debía guardar cierta compostura.

Ella tomó las riendas del problema, se convirtió en líder de la Alianza Rebelde y no temía agarrar un arma o arriesgar su vida para lograr su misión.

Seas princesa o no, la lección es: lucha tú misma por lo que quieres y crees que es correcto. Claro, esto no quiere decir que no debas aceptar la ayuda de nadie (de hecho, Leia contaba con todo un ejército y, por supuesto, Han Solo y Luke), pero no te quedes sentada esperando por una ayuda que quizá nunca llegue. ¡Confía en tus capacidades y ponlas en práctica!

2. La derrota es parte del éxito

La princesa Leia perdió a sus padres, fue capturada, torturada y hasta vio a todo su planeta natal explotar, pero esto jamás la quebró hasta el punto de hacerla renunciar; al contrario, le dio más coraje para luchar por su causa.

Quizá tú también recibas unos cuantos “no” cuando estés buscando un nuevo empleo o pidiendo un aumento de sueldo, pero no desistas, la perseverancia es clave y perder una batalla no significa, literalmente, perder la guerra.

Recuerda: si tu plan o estrategia inicial no funciona, siempre hay más de una manera de usar la “fuerza”.

3. No seas esclava de nada ni de nadie

Cuando Carrie Fisher se puso aquel famoso bikini dorado, muchos padres la criticaron por ser “demasiado provocador”; sin embargo, ella les tuvo una respuesta genial: “Pueden decirle a sus hijos que un gigante baboso me capturó y me obligó a utilizar ese tonto atuendo y que luego lo maté porque no me gustaba. Y que luego me lo quité tras bastidores”.

Además, la princesa nunca se dejó intimidar por nadie, por más “grande” que fuera, y mantuvo siempre la dignidad. Igualmente, se “liberó” de esa idea de que el fin de vida de una mujer es casarse y tener hijos.

Ella demostró que una mujer puede brillar por sí sola y liderar perfectamente una rebelión (o una empresa o su propia casa, por ejemplo) sin tener un esposo… y sí, aunque se encontró a Han Solo en el camino, era su compañero, no dependía de él.

Incluso, cuando ve que la relación ya no funciona, se separa aunque lo siga amando… porque sí, en los cuentos de hadas te dicen que son felices para siempre, pero en la vida real, hay muchos hombres y mujeres que se aman pero por determinadas circunstancias no pueden estar juntos.

Aunque ella tomaba las grandes decisiones por su cargo, estaba dispuesta a escuchar a los demás. Nunca se sintió más o mejor por ser princesa (incluso, ya en las últimas películas se refieren a ella como general).

Siempre trataba con mucho respeto a todos sus soldados y les reconocía su esfuerzo, cosa que le ganó su sincera admiración. De hecho, si hubiera sido clasista, jamás hubiera conocido al gran amor de su vida.

Leia Organa demostró que no tienes que vestirte o actuar como hombre para destacar en un mundo gobernado por ellos.

Siempre conservó su feminidad y sus distintos peinados con trenzas se convirtieron en el ícono de toda una generación (mucho antes que los cortes de cabello de Rachel de Friends). Es una mujer que demuestra que la inteligencia y la belleza no son excluyentes. 

Sin duda, la princesa Leia dejó un legado que trasciende las pantallas de cine. Por eso no es de extrañar que las últimas películas de Star Wars, tanto Rogue One como The Force Awakens y The Last Jedi, cuenten con personajes femeninos como los grandes líderes.

Así que si eres de las que piensa que se trata de “películas para chicos” (y hasta quizá no las has visto por eso), es hora de repasar las cintas anteriores y ver la que hoy se estrena. 

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.