El cardenal de Chicago va a Puerto Rico con un mensaje de solidaridad del Papa

La situación de emergencia que dejó el paso del huracán María en Puerto Rico está muy lejos de haberse solucionado. Si bien el Papa Francisco no ha podido hacerse presente físicamente en la isla caribeña, territorio asociado a Estados Unidos, al inicio de diciembre con un enviado especial.

Según informa Michael J. O’Loughlin para la revista “América”, la revista de los jesuitas estadounidenses, se trata del cardenal de Chicago, Blase Cupich, quien ha sido encargado por Francisco para mostrar solidaridad con los residentes de Puerto Rico mientras continúan recuperándose de un devastador huracán en septiembre.

“El Papa Francisco le ha pedido al cardenal Cupich que exprese su profunda preocupación, como lo haría un padre por sus hijos e hijas que sufren en su familia, y que la gente y los pastores sepan que su situación le pesa mucho”, dijo el 27 de noviembre, mediante un comunicado, la arquidiócesis de Chicago.

El cardenal, quien también es canciller de Catholic Extension, llegará a Puerto Rico el 3 de diciembre y partirá el 6 de diciembre.

A principios de este mes, Catholic Extension anunció que había donado más de 365,000 dólares a diócesis afectadas por huracanes de agosto y septiembre de 2017, incluidas ubicaciones en Texas, las Islas Vírgenes de Estados Unidos y Puerto Rico.

La organización benéfica, con sede en Chicago, también dijo que lanzaría un esfuerzo de recaudación de fondos de varios años para ayudar a las diócesis puertorriqueñas, siguiendo el modelo de un esfuerzo similar tras el huracán Katrina en 2005, mismo que devastó Nueva Orleans. Esa campaña recaudó más de 10 millones de dólares para las diócesis de la Costa del Golfo de México.

Hablando en un evento de prensa Catholic Extension en Baltimore el pasado 14 de noviembre, el arzobispo de San Juan de Puerto Rico, Roberto González Nieves, dijo que Puerto Rico “todavía está en la fase de emergencia. Todavía necesitamos agua, todavía necesitamos comida, todavía necesitamos ropa”.

Hasta esta misma semana, las autoridades en Puerto Rico dijeron que la generación de electricidad estaba a 58 por ciento de su capacidad, que 91 por ciento de las personas tenía acceso al agua y que más de 1.100 personas permanecían en albergues.

A principios de este mes, el director de Catholic Charities de Estados Unidos visitó Puerto Rico para entregar una donación a Caritas de Puerto Rico, la agencia local de este organismo en la isla. Donna Markham, entregó un cheque por 2 millones de dólares, llegando el apoyo total a Caritas de Catholic Charities a los 3.5 millones de dólares.

Con información de Michael J. O’Loughlin,“América”

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.